A Decir Verdad Espacio de reflexión histórica y política

14Jul/174

Contradicciones

Carta de lector a La Voz del Interior

(La parte en cursiva no fue publicada)

Leo en el suplemento VOS una nota de Alejandro Mareco sobre la muerte de Jorge Marziali, ocurrida en Santiago de Cuba después de un recital. Nos cuenta el autor de la nota que en su última presentación, Marziali le cantó a la libertad y a la justicia y que le rindió homenaje a Ernesto Che Guevara, al que bautizó como “el niño de la estrella”.

Lo leí varias veces para convencerme de que no había entendido mal y luego de verificar que no había error, comencé a formularme algunas preguntas. ¿Puede haber mayor contradicción que cantarle a la libertad en Cuba exaltando la imagen de un asesino serial que ayudó a construir allí mismo una monarquía dinástica, que desde hace más de medio siglo tiraniza a su pueblo y lo sucumbe en la miseria después de haberle arrebatado todas sus libertades? ¿A qué clase de justicia se le canta enarbolando la efigie de alguien que mataba a sangre fría a sus semejantes, sin juicio ni defensa, por pensar diferente o por ser homosexuales?

Nunca terminaré de entender cómo funciona el doble patrón de moral de quienes se proclaman defensores de la democracia y de los derechos humanos y enemigos de las dictaduras, y al hacerlo exhiben como modelos a dictadores que atropellaron y atropellan aún los derechos humanos de todo un pueblo, luego de haber instaurado una brutal dictadura de partido único, en la que disentir con el gobierno se paga con la cárcel o la muerte.

El mundo civilizado enfrenta hoy una brutal embestida de grupos terroristas que matan a personas inocentes en cobardes atentados. Y en Argentina, hay personas que evocan con añoranza ese mismo terrorismo que padecimos años atrás y rinden pleitesía a quienes ejecutaron esos monstruosos crímenes. Pero ¿qué digo? Si hasta hace poco era ministro de Relaciones Exteriores un terrorista que en 1975 puso una bomba en un bar, asesinando a varias personas, y ahora se presenta de candidato a senador en la provincia de Buenos Aires.

Decía Albert Einstein que la locura consiste en repetir una y otra vez las mismas acciones esperando resultados diferentes. ¿No aprenderemos nunca?

Prudencio Bustos Argañarás

Be Sociable, Share!

Comentarios (4)
  1. ¿¿¿¿¿¿Bravo, Prudenziatto!!!!

  2. Felicitaciones¡ Lo suprimido no hace más que darle la razón. Hay dos generaciones domesticadas por Juan Domingo que todavía no lo quieren entender. Lo mismo pasa con los rusos que, domesticados durante 70 años, siguen apoyando a Putin, ex KGB, pese al estado miserable en que ellos se encuentran. Lo sé, porque la familia de un noble ruso amigo mio, que vive allá, no hace más que relatar esas penurias. En cuanto al “Che” no hay que olvidar que por linea materna viene de los “de la Serna” donde, desgraciadamente, hubo varios locos y suicidas. Por algo Fidel Castro se lo sacó de encima. Un abrazo Alberto Ravier Peyrano

  3. Nadie medianamente inteligente que haya visitado la Cuba de hoy puede entender un régimen que en medio siglo no haya sido capaz de solucionar los más mínimos requerimientos de un pueblo, como es una vivienda digna y un sistema de transporte para movilizarse al trabajo razonable, el fracaso del sistema es evidente a los ojos del menos despierto de los visitantes, pero aquellos que se entrenaron allá para exportar con violencia la ideología pretendieron y aún hoy sueñan con imponernos esa miseria que solo beneficia a los que integran la cúpula política Cubana.

  4. Lo más destacado de la carta, Prudencio, es lo eliminado por el diario. Demuestra su orientación y su concepto de la libertad de prensa y de opinión.


Deje su comentario

Aún no hay trackbacks.